miércoles, mayo 02, 2007

La Plaza de Tiananmen

Después de instalarnos en el hotel, pusimos rumbo a la Plaza de Tiananmen, la que dicen es la mayor del mundo. Google dice que la zona adosada tiene ochocientos metros de largo por trescientos de ancho. Llegamos a la plaza por el norte, después de haber recorrido el perímetro sudeste de la Ciudad Prohibida , y atravesado el parque de ZhongShan y el Palacio de los Trabajadores .

La puerta sur de la Ciudad Prohibida es impresionante, enorme y ya te va dando una idea de lo que hay ahí dentro. Decidimos dejar la visita para más tarde y ver primero la plaza de Tiananmen y comer algo, no siendo fácil encontrar restaurantes a menos de un kilómetro.

Retrato de Mao en la Ciudad ProhibidaPuerta de entrada a la ciudad Prohibida

Estaba llena de gente, pero con lo grande que es no lo parece. Dicen que hay muchos policías de incógnito patrullando y velando por que no haya incidentes debido a las manifestaciones del año 89. La verdad es que el tamaño impresiona, pareces una hormiguita en un desierto.

El Mausoleo de Mao.

Según íbamos paseando por la plaza vimos como montones de gente se cuadraban perfectamente en filas de a cuatro para hacer la visita al mausoleo de Mao. Un hombrecillo nos salió al paso y apresurado nos dice: “¿vais al Mausoleo?” nosotros no le contestamos inmediatamente y el tío ya nos estaba diciendo que fuéramos deprisa, que no había tiempo. Pronto nos encontramos corriendo detrás del hombrecillo que sabía donde estaba la taquilla de las entradas y que amablemente nos acompañaba… a toda prisa soltamos en consigna la cámaras de fotos y bolsos, que no se pueden llevar, y pagamos las entradas. Pudimos darnos cuenta en ese momento del ardid del pequeño hombrecillo que ya pedía a gritos su propina… en fin, teníamos tiempo de sobra pero caímos como niños :). El personaje se fue a buscar otros guiris a los que hacer correr inútilmente y nosotros fuimos a formar en la cola.

Duración de la visita: ni tres minutos . Te llevan a toda prisa hasta ver la caja en la que tienen a Mao, cuya figura no sabes si es real o se trata de esa estatua de cera de la que tanto se habla. Cuando gastas tus cinco segundos en ver la urna de cristal con el cuerpo, te sacan inmediatamente del lugar y se acaba la visita. Eso sí, puedes comprar una rosa y dejarla en un altar.

Gran Salón del Pueblo

Este enorme edificio se encuentra en el lateral oeste de la plaza y actualmente aloja el Congreso de China . Nosotros le veníamos buscando porque es el famoso lugar que se retrata en el billete de 100 yuanes , el billete de mayor valor, 10€, y allí estábamos nosotros para sacar una instantánea.

Gran Salon del Pueblo en BeijingMonumento a los Héroes en Tiananmen

Después de vueltas y más vueltas, decidimos ir a la ciudad Prohibida, pero no hubo suerte y al ser más tarde de las 15.30 ya no pudimos comprar entradas así que decidimos coger un taxi al Templo del Cielo en un intento desesperado de visitar algo más que la vasta plaza…pero tampoco hubo fortuna y el palacio había cerrado. ¿Qué podemos hacer en Beijing a partir de las 17? Pues ir al mercado de copias, esta vez al Hong Qiao Market que se ve en la foto, está en la esquina noreste del recinto que rodea el Templo del cielo. Es un gran edificio con varias plantas en las que se pueden encontrar las famosas perlas a precios muy bajos, si sabes regatear claro. Nos dedicamos a comprar relojes y pulseritas de perlas, así como a ver algunos de los nuevos modelos de North Face y Columbia para ropa de esquiar…en pocos días esperamos ofreceros un especial mercado de falsificaciones, para dejar claro donde están y más o menos que precios se pueden sacar.

Mercado de Copias en Beijing

Cuando ya nos echaron de allí, volvimos al hotel y nos fijamos que en nuestra misma calle DongHuaMen , había infinidad de puestecitos para comer de pinchitos y de raciones rápidas de fideos y raviolis. Los pinchos van desde cordero, cerdo, y otras carnes hasta los más extraños insectos ensartados en palos como escorpiones, gusanos gordos y feos, saltamontes, criadillas de cordero, serpiente , pasando por los simples pinchos de champiñones, berenjena, tofu y otras especialidades vegetarianas.

Tras el largo día nos retiramos a nuestros aposentos a descansar y hacer planes para el resto de los días en la capital.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger Adri1302 said...

que buen y bonito viaje ;)

4:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home