viernes, abril 13, 2007

Los Chinos y el Alcohol

Cuando llegamos a China no suponíamos que el alcohol formara parte tanto de la vida de los chinos, sobre todo, de las celebraciones. Hemos podido comprobar varias veces todas las tradiciones que tienen alrededor de la bebida... sobre todo de la cerveza, el vino y el licor de arroz.

Es muy común en las cenas brindar con todo el mundo o con alguien en particular. Nuestro jefe, en una mesa de nueve personas brindaba con cada uno de los empleados. Normalmente se debe beber lo mismo que el que ha brindado contigo, ni más ni menos. Si se baja una pinta, pues tú lo mismo, para no ofender. A la hora de brindar es una muestra de respeto intentar chocar un poco más bajo con tu copa a la copa de tu compañero. Si ambos quieren mostrar respeto con vehemencia, te puedes ver brindando en el suelo...
Los "ganbei" resuenan en las mesas sin cesar. Es el equivalente a un "hidalgo" aquí aunque se malinterpreta algunas veces y se queda en un simple brindis.

También, y sin ofender a nadie, hay que reconocer que la tolerancia al alcohol de nuestros amigos es bastante reducida. No sé si eso es bueno o es malo, pero es así. A la mayoría de ellos les bastaban tres cervezas para hacer cosas muy extrañas y finalmente doblar... es cierto que te encuentras auténticas esponjas, pero lo normal es que no aguanten demasiado. Os dejamos con dos experiencias de aquella cena del nueve de febrero de este año.

La buena bebedora.
La organizadora de nuestros eventos (bambúes, boda y paraguas) fue etiquetada por nuestros compañeros de mesa en la cena como una buena bebedora. Nuestra semijefa apareció en escena con dos botellas de cerveza, se marcó un discurso delante de la audiencia, unas 150 personas en unas doce mesas, y al final de éste fue como las campanadas de Carmen Sevilla: ¡por los niños!, ¡por los empleados!, ¡por el dinero!,'por el 2008!, así una tras otra se iba bajando los tubos de cerveza... Nosotros nos quedamos un poco boquiabiertos y comentamos que sí que era una buena bebedora. El tiempo nos dijo que fue "una bebedora rápida" pues antes de la llegada del último plato, nuestra querida amiga deambulaba, con un pedo de colores, por las mesas con un marcado rictus de dolor... tras unos minutos más, había doblado.
Asombrosamente y visto lo visto, en nuestra mesa se comentaba que qué buena bebedora era...

No era difícil encontrar gente que con la emoción de haber ganado y las ganas de celebrarlo, yacían semiinconscientes encima de los platos. Sin embargo allí no se le da importancia y se toma con una extraordinaria naturalidad. No se le echa la culpa a la persona ni se la regaña por haberse pasado si no que comentan brevemente: La culpa es del alcohol. Lejos de quejarse, ayudan a la persona con problemas a vomitar dando pequeños masajitos... creo que es muy distinto a lo que puede pasar por España.
El colmo de la naturalidad la pudimos observar en un ascensor...

Pánico en el ascensor
Al final de la cena, uno de los chicos semiinconscientes por el alcohol y que había cenado demasiado se mete en el ascensor. Tuve la suerte de compartir ese mismo viaje con otros diez o doce compañeros. Previendo el desastre traté de ponerme en una esquina lejana. Estábamos en un piso veintitrés y por el veintiuno ya se oían ciertos blups y glops que provenían del desdichado. En el piso quince se puso una mano en la boca y en el piso diez se desencadenó la fiesta. No aguantó más y roció a todos en un radio de dos personas con toda la cena que le quedaba. No hubo cabreos, no hubo comentarios, hubo un pequeño masajito de ayuda... impresionante la calma de todos.
Uno de los peores afectados cuyo portátil había quedado cubierto por el ácido néctar se limitó a limpiarlo con la mano y comentado algo con los compañeros (no parecían ni tacos ni palabras de mal humor,...).
No sé cuál sería la reacción aquí ante un evento tal, pero dudo de que fuera parecida...

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Anonymous Ya Rui / Wanda said...

Hey,mi amigo español,Thank you very much for pay attention to the delicate relation between the Chinese and alcohol.Even though my limited Spanish prevents me from fully understanding your article,I believe a foreign friend's experience and opinion about this relation must be special! Here I just would love to present my own words.Frankly speaking,I am pround that my country is a 'nation of wine'.Especially nowadays the wine we drink in most occasions is highly alcoholic.The Chinese possesses a long-standing tradition of wine.We are accustomed to drinking wine as one of the most effective ways to express our emotions inside,because virtually we consider ourselves sort of shy and not skillful at speaking out deep feelings.In ancient China,wine could be an award from the general to soldiers,or a silent goodbye to a friend who was going to leave,or even a stimulator of inspiration to many poets,as one famous Chinese poet Libai wrote'人生得意须尽欢,莫使金樽空对月',which indirectly reflects China's enduring wine culture! Today wine to us, more represents an indispensable etiquette both on official feast and free gathering party.And naturally the range of what alcoholic wine symbolizes has already been largely extended. But as for the concrete meaning of wine,it depends on realistic condition as well as the drinker's personal feeling and intention.

7:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home