viernes, junio 15, 2007

Relatillos desde Tai´an

Llegada triunfal a Tai´an

Tuvimos un viaje de cinco horas desde Qingdao a Tai´an , la ciudad a los pies de Taishan , montaña de la paz. Cuando nos aproximábamos a la ciudad, que no conocíamos y en la que la única posibilidad de encontrar alojamiento residia en la loli, el conductor se dirige a nosotros con un chillido gutural ... Sólo éramos tres en el autobús así que debía referirse a nosotros.

Cuando nos acercamos a su cabina se produjo este bonito coloquio:
- Siji(conductor): Qu nali? (donde vais?)
- Nosotros: hombre, habiendo comprado billetes a tai´an, tampoco queríamos quedar muy lejos de allí.
- Siji: estamos en tai´an...qu nali?
- Nosotros: vale, (en chino macarronico) nos llevas a un albergue de estudiantes ? (por si cuela)
(auténtica revolución entre Diji y su compañero, además gente que parecía que no había en el autobús se une al revuelo y forman grupillo )
- Siji: Albergue de estudiantes?albergue de estudiantes!!! Albeeeeeergueee de estudiantes!!!! Vale.
- Pensamos: no lo va a encontrar ni de coña
- Siji, 5 minutos despues: albergue de estudiantes??
- Pensamos: no tiene ni idea de donde está o no existe.
- Siji: Huoche zhan, hao ma? (a la estacion de tren vale?)
- Que remedio amigo, pero gracias por todo.

Nos abandonaron con las maletas y demás en la estación de tren a las once de la noche . Los hoteles que aparecían en la loli se nos iban de presupuesto. Con el bajón creciente en nuestro interior, entra en escena una mujer de tamaño minúsculo con un par de folletos de hoteles. La primera reacción es decir que no y pasamos de ella.

Primera misión encontrar billetes de tren o autobús para salir de allí al día siguiente, por supuesto, todas las taquillas cerradas... Decidimos comprar a la mañana siguiente

La mujer minúscula entra en escena repitiendo su frase favorita: “Binguan?” (hotel?)... Ya empezamos a titubear y a mirar de reojo a los panfletos hasta que nos paramos completamente a ojear lo que tenía. Sin dejarnos mirarlo nos señaló en una dirección y fue cuando entró en escena el hombre taja . Este hombre apestaba a alcohol y era la competencia de la mujer minúscula pero ofrecía lo mismo con lo cual se produjo una discusión silenciosa entre ambos. Él la atosigaba así que decidimos quedarnos con ella. Nos enseñó un hotel, estaba lleno, otro hotel, estaba lleno y por fin el tercero tenía hueco. En vez de sangre teníamos desconfianza y fuimos corriendo a ver la habitación...

El edificio una ruina pero las habitaciones estaban sorprendentemente bien. 100 yuanes nos dijeron. Relajaos nosotros les dijimos. 80 yuanes nos dijeron. 60 yuanes les dijimos. 60 yuanes nos valen nos dijeron. Doble con baño y agua caliente por 60 yuanes en situación desesperada, un triunfo, aunque la mañana siguiente en la estación sería memorable...

En Busca de los Billetes Imposibles

Hubo media hora de ahogo. Los hechos aquí relatados ocurrieron de 7 a 8 de la mañana en la apertura de taquillas de la estación de autobús...

Nos metemos en la primera taquilla y pedimos billetes para Hangzhou, no nos hacen demasiado caso y por las caras la cosa pinta fea .

Nos metemos en la segunda taquilla y cuando llegamos nos dicen que para Hangzhou, la taquilla 3.

En la taquilla tres nos comentan que no hay billetes en tres días , que podemos comprar billetes "standing" en un autobús de 15 horas...Volvemos a la taquilla 4 y pedimos billetes para Hangzhou, nos dieron billetes para Ranzhou. Menos mal que hay gente razonable en el equipo que devolvió los billetes, yo estaba tan contento porque eran muy baratos.

Vamos a la información a llorar, es difícil llorar en chino ... Todo apuntaba a una hecatombe pero del corrillo de curiosos que se nos forma siempre que tenemos problemas apareció un hombre con uniforme que se ve que manejaba el cotarro. Tras un par de llamadas telefónicas nos dijo que podia conseguirnos unos billetes que iban a Hangzhou en un coche cama desde una ciudad que está a hora y media de donde nosotros estábamos para el día siguiente por la mañana.

Sólo necesitamos aportar nuestros nombres chinos para que nos hicieran una reserva que supuestamente no se puede conseguir. Nos fiamos completamente y preguntamos qué autobuses había para ir a esa ciudad, que no era otra que Jin´an , la capital de Shandong . Tendríamos que partir a las 6.30 de la mañana para poder coger el otro autobús.

Un claro se habría en la tormenta y felices nos fuimos a preparar la escalada a TaiShan

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Paloma said...

Hola Fosi, te voy a dar una idea. Ya que se te da también escribir y es muy curioso todo lo que cuentas en Somos Chinos podrías, cuando termines este blog, hacer uno con todo lo que te pasa en tus clases de español para chinos pues tiene que ser muy divertido. Besos.

4:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola. Siempre me sorprenden todos vuestros relatos, pero también se aprenden de ellos. Gracias por compartirlos.
Alberto
Elche, 5/7/07.

10:04 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home