jueves, junio 21, 2007

Taishan, la cima Taoísta

Taishan, montaña de la paz, se dice que es la cima del mundo a la que más gente asciende cada año. Es una de las montañas sagradas del taoísmo y, en este sentido, una de las más importantes o veneradas de China.

La belleza natural no se puede comparar a Huang Shan, la montaña amarilla, pero el complejo de templos de la cima es impresionante aunque la afluencia de gente y la proliferación de los comercios quita algo de encanto.

La verdad que la subida no es durísima, pero cansa. Digamos que hay dos tramos, el primer tramo va desde la entrada, nosotros tomamos la puerta este o primera puerta del cielo , hasta la media puerta de camino al cielo donde hay un cable que te puede ahorrar el segundo tramo. Nosotros nos ataviamos con bastones de madera escarmentadas nuestras rodillas tras la subida a HuangShan.

Incienso y bastones en TaishanPrimera puerta del cielo Taishan

A un ritmo tranquilo fuimos recorriendo ese primer tramo en el que ya se pueden observar multitud de templos , unos antiguos y otros no tanto, en los que la gente deja sus ofrendas y hace sus rezos. El camino es de escaleras de piedra pero la pendientes no son muy duras. Es cierto que no era nuestro día y decidimos saltarnos el segundo tramo tomando el cable, que por cierto, impresiona la altura a la que va y a la que llega, las vistas desde el teleférico son estupendas.


Ya en la cima se encuentra la puerta sur de camino al cielo y se pueden visitar varios puntos entre los que se encuentran El Templo de Confucio, la Lápida sin palabras o el Palacio de Qingdi , de hecho, hay rutas predefinidas para que no perderse nada de nada.

Decidimos almorzar en un pabellón al que curiosamente no iba nadie en una de las colinas cercanas al conglomerado de templos y palacios. Sonará un poco cursi pero lo pasamos genial con el solecillo dándonos en la cara, un paisaje maravilloso en un día despejado y alrededor el único ruido de la brisa , con excepción del ruido lejano de la marabunta de chinos que subían a raudales el último tramo de las escaleras.

Puerta Sur de Camino al cielo

Después del condumio nos fuimos a ver el complejo, templo tras templo y palacio tras palacio, foto tras foto, llegamos a un risco, el favorito para esperar la salida del sol ya que las vistas se extienden aparentemente hasta el más allá. Hay un gran caída en ese lugar por lo que la debilidad volvió a poseerme y tuvimos que bajar de allí.

Complejo de Templos en Taishan

Piedras de Taishan
Abismo en Taishan

Ya cansadillos de dar vueltas por las faldas buscando más templos, emprendimos el viaje de bajada que consistió en ir hasta el cable y tomarlo en la dirección contraria. Mientras hacíamos cola nos encontramos con un señor que vendía productos agrícolas a España, entre ellos el jengibre . En la cocina china es omnipresente y la verdad es que no es de lo que más nos ha gustado…de hecho nos preguntamos porque ese tío quiere fletar barcos llenos de jengibre a España.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous Rodrigo said...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

12:53 p. m.  
Anonymous Juani y Chema said...

Les invitamos a visitar Jardín de los Inmortales

http://es.geocities.com/jardindelosinmortales

12:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home