martes, julio 10, 2007

Kunming, Capital de Yunnan. SurOeste de China

En efecto, el 26 de Febrero de este año tomamos un avión a las 7.30 de la mañana desde el Aeropuerto HongQiao de Shanghai, gran aeropuerto rodeado ya por la masa creciente de edificios, con destino Kunming , la capital de la provincia de Yunnan , al suroeste de China. Un vuelo lleno de turbulencias que cada uno combatió como pudo, unos durmiendo incluso antes del despegue y otros estudiando chino, nos dejó en aquella ciudad a las once de la mañana

Tomamos un taxi desde el aeropuerto a la ciudad, a la zona donde más alojamientos se concentraban, dando a parar con un albergue juvenil, The Hutch , cerca de la calle JingBi y de la zona de rascacielos de la ciudad. Gracias a un taxista poco aventajado tuvimos que andar con los macutos unos veinte minutos hasta encontrar el lugar. No íbamos preparados para la temperatura de esta provincia, del fresquito de Hangzhou pasamos al dulce calor con humedad de esta parte de China.

Desde el Albergue Juvenil

Nos sorprendió el precio del hostal, 70 yuanes una habitación doble, es decir, 7 euros. Es una maravilla viajar en temporada baja. Da gloria ver este tipo de albergues, centros de reunión de viajeros y aventureros, con oficinas de información turística , gente que ha hecho lo que tu harás y por lo tanto, fuentes de ayuda, popurri de nacionalidades disfrutando de sus vacaciones, y en este en concreto, una terracita estupenda con vistas de alto contraste, un lugar en el que comentamos que podríamos estar unos días de relax…

Kunming
Las Dos Pagodas

Pocos metros al sur de donde nosotros nos alojábamos estaban las pagodas del Este y del Oeste , ambos extremos de una calle peatonal en la que había una edificación que parecía una antigua puerta de entrada a la ciudad. Una de ellas, la Este, tenía un jardín que costaba 1 centimo entrar y en el que se veía a lugareños jugando a un juego parecido al dominó. Tomamos rumbo al mercadillo que habíamos visto por la mañana y en el camino observamos un par de mezquitas , de las que no sabemos sus nombres pero que no son raras de ver ya que hay una gran población de chinos musulmanes .

Pagoda del Oeste, KunmingPagoda del Este, Kunming
El auténtico mercadillo de comida

Fue lo mejor de Kunming aparte del clima, que era perfecto. Se podía comer casi cualquier cosa pero lo que más triunfaba eran las patatas picantes, los pinchitos de cordero y alguna que otra figurita de pan dulce. Nosotros compramos kikos, bebimos zumo de caña de azúcar que exprimían in situ con una máquina milenaria, nos tomamos un par de panes, de patatas, arroz seco duce y un par de bollos también…en fin que lo queríamos probar todo pero había infinitas cosas.



El parque del Lago Verde

Éste es uno de los parque más grandes de la ciudad y consiste en un lago de tamaño medio surcado por algunos puentes. En las orillas tienen florecitas que hacen las delicias de las chicas chinas que no pierden la oportunidad de hacerse sus fotitos, asistimos a un concierto a capella de una chica que cantaba de esta forma que nos resulta tan extraña, como una desafino continuo o una modulación de un grito sin fin.

De cena,…pajaritos.

Después de visitar una pajarería que puso en nuestras cabezas las palabras Gripe y Aviar , y un mercado de perros (de mascotas, no para comer) en los que había infinidad de criaturas, cada una en su caja y en condiciones no demasiado dignas, decidimos visitar los restaurantes musulmanes buscando ese cordero asado que nos maravilló en Hangzhou pero no lo tenían y nos volvimos al mercadillo a seguir probando historias raras… el plato estrella fue una fritura de pajaritos , bien especiada, en la que te comías el pajarito entero…menos el pico. Fue un día largo e intenso, pero nos encantó la primera impresión.

Fritura de pajaritos Kunming

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola.
Yunnan no parece muy diferente del resto de ciudades, por lo que he visto. Ahora bien, me tranquiliza saber que se puede comer muchas cosas distintas y buenas sin pasar por los escorpiones, etc..
Muy bien todo.
Alberto
Elche, 10/07/07

7:56 p. m.  
Blogger Antonio Garcia said...

Yunnan no es diferente al resto de ciudades pues los chinos son iguales o incluso peores.

Más curiosos (aunque parezca mentira) mas criticones e igual de burlones.

Lógicamente todo esto es cuando ven a un "laowai" (extranjero) de resto no les importa nada. Osea, como en toda provincia dejan de comer o hacer lo que estén haciendo (por muy importante que sea) para criticar, burlar o curiosear/entrometerse) en todo lo referente cuando ven a un extranjero.

PD: (viví en Kunming 9 meses)

5:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home